Sábado 13 de Julio 2024 10:40:14 PM

Crecimiento de próstata, padecimiento más frecuente en adultos: Salud Colima

• Importante, hacerse el antígeno prostático o el tacto rectal desde los 40 años de edad para prevenir el cáncer de próstata

La Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Colima recordó que el crecimiento prostático benigno o hiperplasia prostática es la enfermedad urológica más frecuente en el hombre adulto y adulto mayor, ya que puede presentarse crecimiento histológico desde los 40 años de edad y el factor de riesgo para su desarrollo es la edad.

En el marco del Mes de la Salud del Hombre, la dependencia indicó que es de suma importancia que, a partir de los 40 años, los hombres se realicen una vez al año un estudio de sangre denominado antígeno prostático o el tacto rectal, para una detección oportuna de la hiperplasia prostática benigna.

Añadió que el crecimiento prostático benigno representa un problema de salud pública, ya que involucra al 35 % de los hombres de 60 años, porcentaje que se incrementa al avanzar la edad. Anualmente, citó, se reportan más de 40 mil casos nuevos de la hiperplasia prostática en México, de los cuales el 96 % tiene 45 o más años de edad.

Asimismo, explicó que el crecimiento de la próstata alrededor de la uretra actúa como un cinturón que aprieta al conducto por donde sale la orina y provoca los siguientes síntomas: Necesidad urgente de orinar; dificultad al empezar a orinar; aumento del número de veces que orina al día; necesidad de orinar por la noche; disminución del calibre y de la fuerza del chorro de la orina, y terminar de orinar por goteo.

Dijo que en el primer nivel de atención (centros de salud) se realiza la detección integral y oportuna del crecimiento prostático benigno (hiperplasia de la próstata) para prevenir el cáncer de próstata en los pacientes que acuden a esas unidades de salud, independientemente del motivo de consulta.

Al respecto, agregó que la detección de esta hiperplasia se realiza mediante un cuestionario de síntomas prostáticos, la prueba de tacto rectal y el estudio de antígeno prostático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.