Miércoles 17 de Julio 2024 08:26:03 PM

LOS GRANDES DE COLIMA.

Rodrigo Rosales Escobar.

En las raíces de las acciones que el Estado mexicano está aplicando en este momento, se encuentra el texto constitucional de 1917, que se juró en Querétaro mucho antes que en países socialistas o comunistas. En ese momento histórico se nos convocó a impulsar la educación, la democracia, la justicia social, la solidaridad entre los pueblos, independientemente de sus ideologías.

Hemos sido un pueblo valiente que a través de más de tres siglos soportó esclavitud y saqueo de nuestras riquezas naturales. Pese a la rapiña de países hegemónicos como España, Francia y Estados Unidos de Norteamérica, seguimos siendo un país rico, con recursos naturales como el petróleo, el litio, el hierro, la madera. Pero lo fundamental y bajo la dirección de Andrés Manuel López Obrador, seguimos siendo un pueblo fuerte que rechaza la desigualdad en sus diferentes acepciones, así como la humillación y la discriminación, decididos a enfrentar razonadamente a la oligarquía que por muchos años gobernó y se aprovechó de la riqueza enorme que todavía poseemos.

Perpetuar la memoria de los hombres y mujeres que, con su lucha ideológica y sus acciones en favor de la sociedad, es compromiso moral de un pueblo. El exgobernador Silverio Cavazos Ceballos (+) construyó en el parque más visitado y que constituye un símbolo de nuestro atractivo turístico, la llamada “Piedra Lisa”, una rotonda para perpetuar el nombre de las y los colimenses distinguidos en las diferentes ramas como el deporte, la investigación pedagógica, la enseñanza revolucionaria, la pintura, y el rescate de nuestra cultura prehispánica.

A continuación enumero a un selecto grupo de colimenses que deberían ocupar un medallón en las columnas del citado monumento, como son: Gregorio Torres Quintero, inventor del método onomatopéyico con el que miles de colimenses aprendimos a leer y a escribir; Alejandro Rangel Hidalgo, extraordinario pintor que plasmó en sus obras la parte espiritual de los colimenses en su colección “Ángeles de este mundo”, que fue adquirida por la UNESCO para enviar a los países miembros de ese organismo su felicitación en ocasión de la navidad y el año nuevo; Rafael Heredia, cuyas magistrales obras de arte se reflejan en las imágenes de la virgen de Guadalupe, que adorna en diferentes catedrales y templos del país; Don Francisco Vizcaíno Fernández, quien nadó de manera continua por mar, de Cuyutlán a Manzanillo, desde las 17:45 horas del sábado 07 de abril de 1928 hasta las 15:00 horas del día siguiente, tiempo que incluyó 6 horas sin avanzar a la altura de Tepalcates debido a las fuertes corrientes, de igual manera en el año de 1935 ante el Presidente de la República, General Lázaro Cárdenas del Río, remolcó en la bahía de Manzanillo a lo largo de 1.5 millas náuticas la lancha “América” con 20 personas a bordo, la mayoría miembros de la comitiva presidencial. El mandatario lo invitó para que a nombre de México, cruzara el canal de La Mancha, cosa que no sucedió porque le exigían nacionalizarse estadounidense y por lo tanto representar a ese país en la competencia internacional; Profesora Susana Ortiz Silva, apasionada defensora y promotora de la gloriosa escuela rural mexicana, la Secretaría de Educación Pública enterada de su historial revolucionario y patriótico, la envió a promover la educación rural en el poblado de Quitillé, Querétaro, en donde los trabajadores de la hacienda del mismo nombre le impidieron entrar a la escuela debido a que orientados por el patrón tenían órdenes de no dejar entrar maestros, porque según ellos adoctrinarían a sus alumnos con la ideología comunista. La gran maestra Susana desechó esa tesis y acompañada de otros profesores adscritos a ese mismo lugar, entraron a la escuela en el momento en que cortaban cartucho los peones, mostrando un valor increíble; Alberto Isaac Ahumada, egresado de la gloriosa Escuela Normal de Maestros de Colima, fue un excelente estudiante y un nadador extraordinario por su fortaleza y su habilidad, él sí cruzó el canal de La Mancha ostentando los colores patrios. Posteriormente fue guionista y director de cine, destacándose por su agudo talento como cartonista en la revista Siempre, la más leída de México, que fue dirigida por el Maestro José Pagés Llergo. Uno de los cartones que la mayoría de los colimenses vimos, fue el relacionado con la Maestra Griselda Álvarez, quien en ese momento era candidata a la gubernatura del estado, realizando el paso de la muerte en un trapecio, en el que se anunciaba que por vez primera una mujer colimense realizaría este peligroso acto circense. La versatilidad de Alberto Isaac se apreció a través de las películas que rodó en nuestro estado, imprimiéndole siempre el sello de la idiosincrasia de los colimenses, fue un enamorado de nuestra tierra, entre otras películas destacan “Los días del amor”, “El rincón de las vírgenes”, “Tívoli”, “Mujeres insumisas”, “Maten a Chinto”.

Posteriormente, en mi próxima colaboración enumeraré a los hombres y mujeres que merecen su medallón en la Rotonda de las mujeres y hombres Ilustres de Colima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.