Jueves 01 de Diciembre 2022 02:59:12 PM

PANTEÓN AZUL, UN HOMENAJE A LAS BELLAS DE NUESTRO PASADO.

PANTEÓN AZUL, UN HOMENAJE A LAS BELLAS DE NUESTRO PASADO.

Rodrigo Rosales Escobar

En el otoño de mi vida dedico estas líneas a la belleza, porte, distinción y hermosura de las damitas que han presidido como reinas de la Feria de Colima y de otras instituciones sociales. Es importante destacar que este añejo evento, se desarrolló durante muchos años en el espacio que hoy ocupa el jardín Gregorio Torres Quintero, y la calle Ana Martell (primera mujer española que llegó a estas tierras y en donde se ubicaba la venta de canela y café con alcohol).

Posteriormente el gobierno cambió la sede de esta feria, ubicándola en el jardín Núñez, abarcando las calles Juárez, Morelos y Revolución. Con la intención de modernizar este festejo, se le agregaron los términos Agrícola, Ganadera, Comercial e Industrial.

De mi libreta de apuntes, destaco que la primera reina de este festejo regional, en el año de 1934, fue la jovencita de 16 años, María Luisa Bracamontes García. El Comité que la llevó al triunfo, estuvo conformado por los señores Emilio y francisco Brun, Don Carlos Oldenbourg, Don Jorge Assam y Don Jorge Barreto.

En el cincuentenario de este festejo, Doña María Luisa Bracamontes me concedió una entrevista que publiqué en el periódico Ecos de la Costa (hoy desaparecido), en la cual me hizo una interesante descripción de las costumbres y comportamiento de la sociedad colimense en el Colima de ayer. En el diálogo entablado con la ex reina de la feria, mis preguntas sobre la educación, los principios morales, la cultura que prevalecían en aquellos años, me manifestó su reprobación al desajuste moral y al desorden social que empezaba a manifestarse y a la falta de civilidad e indiferencia de las instituciones encargadas de evitar lo que hoy está sucediendo.

A la señora María Luisa Bracamontes, que lucía su cuerpo como talle que envidiaban las palmeras, la apreciamos más radiante y más hermosa, al asistir como invitada de honor al acto de coronación del cincuenta aniversario de nuestro máximo festejo.

La señora Bracamontes García dejó de existir el 22 de julio del año de 2016. En el lugar del universo en donde se encuentre, le envío en esta tan importante fecha para los mexicanos, mi afecto y admiración a esta bella e inteligente mujer.

 

Cuquita Morales, la última romántica de las letras colimenses, escribió durante varios años para Ecos de la Costa “El Panteón Azul” en sus maravillosos versos destacó la belleza y cualidades de las mujeres de esta tierra.

 

ELENA CERVANTES SCHULTE
Reina de la Feria

Muy blanca y con negros ojos, simpática cual Colima, tu cuerpo cimbrea gracioso y aromas a flor de limas.
Por atractiva y bonita vas a ceñir la corona en tu joven cabecita que la realeza pregona.
¡Pero ay!…¡qué suerte la tuya!…
Reina serás sólo un día, pues anunció una gitana: que vas a morir mañana, y aunque todo el mundo arguya y ponga la cara seria ¡irás a la tumba fría, linda REINA DE LA FERIA!

LETY SAUCEDO

De un mármol muy terso y fino labraron su figurita: era tan blanca y bonita que nadie previó su sino; ¿Quién hubiera de pensar que sus ojitos preciosos en un sueño pavoroso pronto pudieran cerrar…?

 

ADRIANA SÁNCHEZ

Adriana la primorosa, hermosa entre las hermosas, paseo todos sus encantos en el jardín, con afán; y el día de TODOS LOS SANTOS, bailó en la terraza ¡tanto! Con un pálido galán, que él, prendado de la bella, la invitó a ir a una estrella ¡y allá los dos hoy están!

 

GLORIA CASTAÑEDA RIVAS

Con su belleza nativa: morena clara y graciosa, Gloria Castañeda Rivas caminaba majestuosa. Pero una tarde, la hermosa se enfermó del corazón, y esa tumba reposa, en dónde una ave llorosa le da su triste canción.

 

ALICIA BARAJAS GAXIOLA

Princesa de la Feria

Era una joven sirena de ojos de astro, tez morena, que vivía a orillas del mar; y era un barco misterioso con un marino celoso que la solía enamorar.
Y enojado con la niña que tenía sabor a piña, y que princesa iba a ser, se la llevó hasta su barco: negro y triste catafalco de dónde no ha de volver.

 

AMALIA CASTAÑEDA BAZAVILVAZO

Era el alma de mayita gentil y sentimental, y habitaba escondidita dentro un cuerpo escultural; pero acaso fastidiada de esta adorable prisión ¡se escapó! . . . y hoy sepultada esta Maya en Azul Panteón.

 

ROSITA MORALES

Era tan blanca y tan bella… tersa cual flor de jazmín; sus ojos un par de estrellas, y su boca un colorín: pero prendó de sus galas un paliducho Delfín: quien le colocó dos alas tomándola en Querubín.

 

GUILLE MACEDO

Con su andar tan menudito, con sonrisa de ilusión, fue sintiendo dolorcito cual si fuera de pasión.
Hoy ya mora en el Panteón su cuerpito menudito y se acabó la ilusión.
Y por mera precaución, la está cuidando un “Pollito con tranchete y espolón…”

GLORIA TORRES MAGALLÓN

Esta era una colegiala que tuvo un sueño hechicero: soñaba en un caballero con un caballo con alas.
Y por soñar en quimeras fue minando su salud, hoy lloran sus compañeras detrás de un blanco ataúd.

 

 

“PECHE” MACEDO
Reina de los Periodistas

La Gitanilla graciosa heredera de una pluma: la eligieron Soberana, y subió a su trono ufana con traje de gasa espuma.
Su figura majestuosa, Semanarios y Revistas la quisieron ostentar.
¡Pobrecitos periodistas! El placer jamás perdura.
Hoy, en esta sepultura, donde duerme su morena ¡vienen todos con gran pena por esta Reina a llorar!

 

OLGA VÁZQUEZ OLDENBURG

Rubia y blanca cual paloma llena de suave fragancia, en su andar había elegancia por eso ciñó corona.
Más cuando ella caminaba bajo gráciles palmeras soñando en dulces quimeras, la muerte falaz la espiaba.
Hoy descansa aquí la bella, de los LEONES rugidores vienen a llorar por ella.

 

ELSA MACEDO

Esbelta, dulce y tranquila caminaba por la vida y alegraba cual esquila cualquier lugar por do iba.
Más celado el dulce encanto la muerte cruel, traicionera, la metió en el campo-santo que de tranquilo que era se volvió trinos y cantos cual si fuera pajarera…!

HERMANAS CÁRDENAS MORA

Las dos eran igualitas: simpáticas y bonitas, con su cintura de avispa lucían muy bien esos trajes con los bordados y encajes.
La Muerte, que no respeta belleza ni juventud metió a esas lindas violetas adentro de un ataúd.

BERTA TOPETE

Fornida y linda muchacha tan lista y tan vivaracha ¿quién le pudo predecir que ese cuerpo tan frondoso y ese rostro tan gracioso pronto habrían de consumir…
Aquí va a ser sepultada.
Está pálida y callada porque acaba de morir.

DELTA ALCARAZ
Reina de la Radio

Con voz dulce y armoniosa cual alondra, declamaba esa Maga encantadora; y por artista y hermosa, la Reina fue proclamada de la Radiodifusora.
Más… con su precioso traje, de la noche en el misterio quiso a la tumba bajar; y cuenta un sepulturero: “que envuelta en sedas y encajes de noche en el cementerio ella sale a declamar”.

CECILIA BARRETO

Figurita escultural que adornaba una consola: hecha de concha y coral que dejó en la playa una ola.
Por exquisita y mimosa, Cecilia tuvo un anhelo de ir a adornar primorosa una consola del Cielo.

LALI CÁRDENAS
Reina de los Leones

Morenita encantadora que con sus ojos de mora y su esbelto cuerpo, era la Reina que dominaba y con sus manos guiaba a las rugidoras fieras.
Más… un cazador furtivo, valeroso y atrevido, a la guarida llegó; y enamorado de ella hacia otra mansión más bella a la Reina se llevó.

HERMANAS GONZÁLEZ DUEÑAS

Pobrecitas muchachitas delicadas y bonitas cual espigas del trigal, ni penas ni desengaños pudieron hacerles daño en vida primaveral.
Pero la flaca pelona que de nadie se apasiona y a todos guarda rencor, se acercó a estas hermanitas y se las llevó a toditas sin piedad y sin temor.

 

MARÍA URTIZ

Cuerpo cimbreante y airoso, que envuelto en flotante traje la copiara un gran pintor, con su mantilla de encaje y peineta y roja flor.
Dinero, dichas y gracia en este Mundo no duran pues hoy, con toda falacia la muerte llevó a María a una triste sepultura.

BERTA OCHOA

Cual Princesita de Oriente Bertita su faz tenía; hoyuelos, si se reía; en sus ojos brillo había y eran muy negros y ardientes.
Esta chula mujercita ya no puede presumir, pues se ha empeñado en dormir bajo un cielo de zafir, y nadie la resucita.

ELBA LUZ DEL TORO
Reina de los Estudiantes

Elba Luz: miel y alabastro, con la hermosura esplendente de las luces de algún astro.
Y la eligieron por Reina los inquietos estudiantes, sin pensar los ignorantes que sacándola a lucir: la linda Elba Luz del Toro pronto tendría que morir.
Descansa aquí, pues, la hermosa y un rayo de luz de luna siempre iluminan su fosa.

ALFA ALCARAZ
Reina de los Periodistas

Reina fue de periodistas bonita y espiritual: rosa blanca, que era vista en un vaso de cristal.
Más… su alma fue evaporando con ternura y suavidad, ¡y hoy vemos que está flotando en la azul inmensidad!

 

TERESITA SCHULTE

Cuentan que era tan preciosa y tantas gracias había, que una blanca mariposa grande envidia le tenía.
Alemania dio a su pelo los matices de su sol… y en el ardor de este suelo se irguió cual un girasol.
Más… toda gracia y belleza por fuerza ha de fenecer:
¡Hoy la rubia y linda Tere falleció al atardecer!

LUZ ELENA ZARAGOZA

Su cimbreante talle era cual hebrita de juncal; cual talle de la palmera de esta tierra tropical.
Dos esmeraldas sus ojos que copiaran nuestro mar; y la concha tuvo antojos de su nácar irle a dar.
La Muerte, al Bachillerato ha robado lo mejor: y ahí la velan ya rato con velitas de alfajor.

 

HERMANAS ELSA Y SUSANA LEVY

Dos marmóreas muñequitas delicadas, exquisitas, con material de París; vivían bajo estos palmares al arrullo de los mares de este soñador país.
Pero la Parca alevosa a las muñecas hermosas las quiso desbaratar: y sus restos encerrados en un ataúd dorado aquí los van a enterrar.

 

HERMANAS GONZALEZ DUEÑAS

Un ramillete que aromas por doquier tierno regó, cual bandada de palomas que en esta tierra posó.
¡Pobrecitas!… tan risueñas que ayer fueron a bailar…
¡Hoy a las hermanas Dueñas las llevan a sepultar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.