Se vulneran en el país derechos de mujeres indígenas migrantes: M. Cruz y E. Flores

Se vulneran en el país derechos de mujeres indígenas migrantes: M. Cruz y E. Flores

*Con una investigación aprobada con mención honorífica, dos alumnas de la Facultad de Trabajo Social buscaron conocer la situación que enfrentan las mujeres jornaleras indígenas y conocer su calidad de vida.

Para titularse de la licenciatura en Trabajo Social de la Universidad de Colima, las alumnas Marissa Guadalupe Cruz Ávalos y Eduarda Flores Chávez desarrollaron el proyecto “Retos del bienestar social: Una realidad que viven las mujeres indígenas migrantes jornaleras del estado de Guerrero”, en el que buscaron conocer las situaciones que enfrentan las mujeres jornaleras indígenas y conocer su calidad de vida.

Este trabajo, asesorado por la investigadora Guillermina Chávez Torres, fue aprobado por las integrantes del jurado con mención honorífica.

Las alumnas dicen que eligieron este tema para su tesis debido a que en nuestro país la migración jornalera es uno de los fenómenos que se presentan con mayor frecuencia debido a la situación de pobreza que sufren las comunidades indígenas del país; “se estima que alrededor del 26% de la población mexicana es migrante y, de ellos, nueve de cada diez son migrantes al interior del país”.

Al delimitar su estudio, las estudiantes señalaron que decidieron centrarse en el estado de Guerrero porque ocupa el quinto lugar de migrantes al extranjero y el primero a nivel nacional, según datos del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan (2013); “como principal objetivo buscamos plasmar y analizar los retos de bienestar social que enfrentan las mujeres jornaleras indígenas y conocer su calidad de vida”.

Entre otros objetivos específicos, buscaron explorar los retos educativos que enfrentan las mujeres migrantes, indagar la percepción que tienen sobre la dinámica de la migración jornalera, así como identificar su percepción sobre la sociedad de destino; “particularmente decidimos sustentar nuestra investigación en la teoría sociológica feminista, porque permite poner a las mujeres como sujeto de estudio y conocer la realidad que viven, así como su calidad de vida a través de sus experiencias”.

Utilizando un enfoque cualitativo y mediante entrevistas realizadas por plataformas digitales o llamadas telefónicas, profundizaron en aspectos como el educativo, laboral, de salud y vivienda de las mujeres cuando salen de su estado hacia un albergue o alguna institución que les da empleo; “uno de los retos que encontramos es el relacionado con el trabajo infantil, porque desde niñas empiezan a darse estas dinámicas cuando las llevan a trabajar sus familias, y en los estados a donde migran hay insuficiencia de recursos para darles educación”.

Al respecto la estudiante Eduarda Flores dio a conocer que, de acuerdo a lo dicho por las entrevistadas, los salarios son bajos y, sumado a las largas jornadas de trabajo, los niños y niñas de la familia no pueden continuar sus estudios.

En este sentido, agregó, las mujeres en estos espacios de trabajo no cuentan con las prestaciones de ley y ven vulnerados sus derechos de acceso a los servicios de salud; “en los espacios en que trabajan cuentan con condiciones muy precarias, sin baños y con cuartos para su descanso en los que difícilmente caben las mujeres con sus familias”.

Marissa Cruz aseguró que gracias a esta investigación pudieron comprender mejor la realidad de las mujeres indígenas jornaleras migrantes en cuanto a sus vivencias, perspectivas y aspiraciones, así como las condiciones en las que se vulneran constantemente sus derechos laborales; “todas estas situaciones hacen que dichas mujeres pertenezcan a un grupo vulnerable y, a pesar de que ya se ha trabajado anteriormente en promover sus derechos, no se ha dado un avance significativo”.

Al final de su presentación y entrevistadas al respecto, las alumnas señalaron que en un futuro les gustaría seguir profundizando en sus investigaciones durante su posgrado y reconocieron en la Universidad de Colima una institución que les ha brindado las herramientas académicas y profesionales para desarrollarse plenamente en su área de conocimientos.

El jurado evaluador estuvo integrado por las académicas Nancy Molina Rodríguez como presidenta, Esther Silvia Olmos Velázquez como secretaria y Guillermina Chávez Torres como vocal, mientras que la secretaria administrativa del plantel, Patricia Navarro Cárdenas dio fe de este acto.