Secretaría de Salud mantiene operativo sanitario para minimizar riesgos a la población

Secretaría de Salud mantiene operativo sanitario para minimizar riesgos a la población

* Tras supervisión, la Coespris destruye alimentos, productos lácteos y agua no aptos para consumo humano

La Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Colima, a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris), mantiene el operativo sanitario con el que se realizan acciones de fomento y vigilancia sanitaria del agua y alimentos, con el fin de minimizar los riesgos a la salud de la población, derivados del sismo de magnitud 7.7 ocurrido el 19 de septiembre y las réplicas que se han presentado.

La Coespris informó que, hasta el jueves 22 de septiembre, ha realizado 586 visitas de evaluación a establecimientos comerciales, plantas purificadoras de agua, mercados públicos, tiendas de autoservicio, restaurantes, centros de preparación de alimentos, sistemas de abastecimiento de agua, vendedores ambulantes, servicios de atención médica y farmacias, así como escuelas, refugios temporales y casas habitación.

Derivado de estas visitas, en las tiendas de autoservicio se detectó alimento perecedero no apto para el consumo humano, procediéndose a la destrucción inmediata de 4 kilos 348 gramos y 2 kilos 200 gramos de alimentos envasados, así como 900 litros de lácteos y 3.5 litros de agua purificada de diferentes presentaciones con daño en envases, pues no garantizaban la calidad sanitaria de su interior.

También se destruyeron 150 piezas de medicamentos y 780 litros de productos de limpieza, los cuales presentaban evidencias de derrames, con lo que se evitaron riesgos de exposición involuntaria a productos químicos.

La dependencia estatal explicó que, además, se verificaron las condiciones de almacenamiento del agua, disposición de excretas, fauna nociva, orden y limpieza en viviendas, logrando que al interior de las mismas lleven a cabo las medidas necesarias para el autocuidado de la salud de las familias y evitando así, que adquieran alguna enfermedad derivada por el mal manejo de los alimentos o por condiciones insalubres.

Para este mismo fin, se cloraron 282 mil litros de agua en 80 depósitos de almacenamiento, con 24.4 kilos de hipoclorito de calcio para la desinfección del agua y se entregaron 612 frascos de plata coloidal para la desinfección de frutas y verduras, así como la realización de 321 acciones de monitoreo de cloro residual a la red de agua para uso y consumo humano, en el estado de Colima.