Lunes 24 de Junio 2024 04:52:15 AM

Doctorado Honoris Causa a Bonifaz Nuño marcó el inicio de la madurez académica en la UdeC: S. Silva

*Este fin de semana se presentó la reedición del libro “Rubén Bonifaz Nuño, Doctor Honoris Causa, Universidad de Colima, septiembre de 1984”, editado por la UdeC y Puertabierta Editores.

En nostálgica y alegre ceremonia, se presentó este viernes una reedición del libro “Rubén Bonifaz Nuño, Doctor Honoris Causa, Universidad de Colima, septiembre de 1984”, editado por la UdeC y Puertabierta Editores, para conmemorar los cien años del natalicio del Poeta Bonifaz Nuño y el primero doctorado de este tipo entregado por la Universidad de Colima, hace 39 años.

En el libro se recuperan los textos de alumnos y alumnas de la Facultad de Letras y Comunicación (Falcom) leídos durante el otorgamiento del doctorado Honoris Causa y también de poetas ya reconocidos desde ese entonces como Marco Antonio Campos y René Avilés ademàs de varios poemas del maestro Bonifaz Nuño.

La presentación fue hecha por la poeta y escritora Guillermina Cuevas Peña, alumna de esta facultad en 1984; por Salvador Gerardo José Silva Padilla, editor de Purtabierta y director de la Falcom durante la entrega de este doctorado y por Krishna Naranjo Savala, actual directora de este plantel. La moderación fue de Karina Robles, directora general de Publicaciones de la UdeC.

Guillermina Cuevas Peña habló del esfuerzo editorial como un acto de mucho valor para recordar a Rubèn Bonifaz, quien fue uno de los fundadores de la Facultad de Letras y Comunicación y padrino de dos generaciones.

Cuevas Peña dijo que en esta nueva edición se aprecia un diseño más contemporáneo, “se recuperaron todas las fotografías originales de la primera edición, lo que fue un trabajo verdaderamente artesanal, y se realizó un minucioso trabajo de corrección”.

Por su parte, el director de Puertabierta Editores, Salvador Silva, recordó que a Bonifaz Nuño le impresionó mucho esa primera publicación del folleto, “por la calidad de los textos y porque muchos de ellos le dieron en el clavo con sus comentarios”.

Nombró a quienes participaron en el folleto: Víctor Gil Castañeda, Juan Diego Suárez, Raúl Naranjo, Salvador Márquez, Gerardo González, Guillermina Cuevas, Alfredo Montaño, Rosa Isela Díaz , Gloria Vergara, Martha Chávez, Bernardo Ruiz, Marco Antonio Campos, Rafael Mesina, Víctor Manuel Cárdenas, René Avilés Fabiola, y otros más.

Para Silva Padilla, ese Doctorado Honoris Causa marcó un doble grado de madurez en la consolidación académica del rumbo de la Universidad de Colima, al poder entregar este tipo de reconocimientos. Además, convenció a los propios estudiantes colimenses y a extraños, que los y las jóvenes estudiantes podían escribir textos de calidad y compartir mesa con figuras destacadas de las letras.

Silva Padilla reconoció al ex rector Jorge Humberto Silva, al escritor Víctor Manuel Cárdenas y al poeta Marco Antonio Campos por la gestión para otorgar este doctorado, y a Karina Robles le reconoció “la favorable insistencia para reeditar el folleto”.

La directora de la Facultad de Letras y Comunicación, Krishna Naranjo, invitó a las y los estudiantes de letras a leer esta nueva edición, que al ser la primera vez que estaba siendo presentada, se regaló a las y los asistentes (su costo es de cien pesos). Ella dijo que Bonifaz Nuño·es un orfebre de la palabra” y agradeció que la Falcom tuviera ese vínculo con el poeta como parte de su historia.

Reveló que siendo estudiante le interesó el autor por el poema dedicado a Lucía Méndez y lo reconoció como “un poeta que canta a la voluptuosidad y al amor”. Agregó que Bonifaz Nuño “fue un admirador pleno de los grecolatinos y también de la flor y el canto de la tradición prehispánica”.

En la presentación también se escucharon testimonios vivos de los y las estudiantes de las primeras generaciones de la Falcom, entre ellos del ahora director de la Compañía de Teatro de la Universidad de Colima, Gerardo González, quien recordó que Bonifaz Nuño consideraba a la poesía como un medio para interrogar y experimentar la vida.

“Con Bonifaz aprendimos que la poesía no se impone, se descubre; que existe poesía porque hay gente que la necesita y si a nadie le interesara, no la habría poesía; que si hay poetas, es porque han sido necesarios. Bonifaz era, y es, uno de esos poetas necesarios”, agregó Gerardo González.

Por su parte el profesor jubilado y periodista, Víctor Gil Castañeda arrancó su relato con un agradecimiento a la Universidad de Colima y a Ángel Mario Martínez, “quien en ese entonces nos dio una beca a quienes veníamos de Manzanillo”, beca que les permitió hacer su carrera, hacer teatro y en su caso el posgrado.

Otro agradecimiento de Gil Castañeda fue a Rubén Bonifaz Nuño, “quien junto a nuestros profesores, y al conocer nuestros textos, nos motivó a seguir por el sendero de la buena lectura, la capacitación y actualización, porque nos hizo leer a profundidad la poesía, ensayos de teoría y literatura”.

En el último testimonio, el maestro jubilado Raúl Naranjo dijo que la Facultad de Letras y Comunicación básicamente le dio cultura y le permitió abrirse en la vida en su búsqueda por entender la realidad. En esta área del conocimiento, dijo, “si se aprovecha, puede darte muchas cosas positivas para la vida”.

Cerró el encuentro con una simpatía anécdota donde da crédito a sus profesores Juan Diego Suárez y Salvador Silva Padilla, que con cariño llamaban El dúo dinámico, por llegar siempre juntos a la clase. Les reconoció el hecho de dejar en él un gusto por la lectura y escritura, por agarrar un libro, por indagar.

En el evento, se proyectó un video-semblanza con acontecimientos protagonizados por Bonifaz Nuño, se tomaron fotos emotivas y conmemorativas con los y las estudiantes de las primeras generaciones y se obsequiaron copias del libro presentado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.