Salud: En vacaciones aumentan riesgos de accidentes en casa

Salud: En vacaciones aumentan riesgos de accidentes en casa

La Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Colima reiteró que en temporada de vacaciones aumenta el riesgo de sufrir accidentes en casa, siendo los más frecuentes los ahogamientos, asfixias, caídas, envenenamiento y quemaduras en niñas y niños.

Asimismo, las y los adolescentes pueden sufrir accidentes al practicar actividades o deportes extremos sin equipo de seguridad o debido al consumo de alcohol y de drogas ilícitas.

Mientras que los principales factores de peligro para que las personas adultas mayores sufran caídas son problemas de salud, como falta de agudeza visual; disminución de capacidades físicas, cognitivas y sobremedicación y condiciones inadecuadas de la vivienda.

Por eso, en el caso de ahogamientos se recomienda cerrar aljibes con candado y tapar pozos o piletas; limitar el acceso a albercas y enseñar a las y los menores las nociones básicas de natación y poner barreras de protección en estos sitios, así como fomentar ambientes seguros, entre otras acciones.

Para evitar asfixias es necesario dormir a las niñas y los niños boca arriba en su propia cuna o cama, sin almohadas, peluches o cobijas sueltas; evitar que tengan acceso a tapas de bolígrafo, monedas, alfileres, bolsas de plástico, globos o juguetes con partes pequeñas, y poner fuera de su alcance los cordones de persianas y cortinas.

En cuanto a prevenir las caídas, hay que colocar barreras de protección en ventanas, terrazas y balcones que se ubiquen en sitios elevados; evitar que las y los menores jueguen cerca de escaleras, ventanas, terrazas y balcones elevados, y mantener las ventanas libres de muebles, así como no dejar a bebés en superficies altas.

Para evitar envenenamientos e intoxicaciones, es necesario mantener los productos tóxicos y de limpieza en sus envases originales y evitar usar envases de bebidas; almacenar fuera del alcance de las niñas y los niños en un lugar alto y bajo llave productos de limpieza o tóxicos, y verificar la adecuada ventilación en el hogar durante el uso de calentadores de agua, cocinas, anafres, chimeneas y calentadores.

Y en relación a las quemaduras, se recomienda restringir el acceso a la cocina a niñas y niños menores de 5 años; al salir de casa o dormir, no dejar encendidas velas o veladoras; si calienta agua en la estufa para bañar a la niña o niño, hay que poner primero el agua fría y después la caliente; evitar dejar a su alcance cerillos y encendedores, y restringir que jueguen con fuegos artificiales.